Enjambres. Cooperación y autonomia.

La biotecnología es una disciplina seriamente desarrollada a lo largo de la historia del ser humano. Desde que hemos aparecido en el universo nos hemos apoyado en la fuerza, destrezas y habilidades de los animales para mejorar nuestro entorno.

Ejemplos hay muchos. El arado romano se sustento sobre la fuerza de los bueyes, el caballo fué el método de transporte usado en la antigüedad y los perros de caza apoyaron con sus sentidos a los primeros cazadores.

El desarrollo de la tecnología y las energías liberó a humanos y animales de aquellos pesados, duros y tediosos esfuerzos. Por consiguiente la naturaleza y sus operaciones pasaron a ser modelos para desarrollos tecnológicos novedosos y disruptivos. Las mismas leyes de la física que sustentan a un pájaro en vuelo sustentan a los más modernos reactores y los coches permiten a los caballos ser animales de recreo y compañía no método de transporte.

A día de hoy en pleno siglo XXI surge una tecnología que minimiza costes, riesgos y facilita labores de todo tipo en campos de aplicación tanto civil como militar. Se trata de los drones, RPA’s (Remotely Piloted Aricraft) o UAV’s (Unmanned Aircraft Vehicules). Por sus características pueden ser pilotados remotamente o moverse de forma autónoma ( con coordenadas previamente establecidas en un plan de vuelo).

Los campos de aplicación militar han sido numerosos, misiones de vigilancia, señuelos o ataques remotos.

En el ámbito civil los drones han realizado mediciones de terrenos, fumigaciones, reconocimiento de edificios, filmaciones e incluso hay competiciones deportivas de los mismos.

En un intento por llegar un paso más allá y tomando como modelo los enjambres de abejas, las agencias gubernamentales al servicio de las fuerzas armadas y las compañías y empresas que colaboran con ellas están desarrollando autenticos enjambres de mini y micro drones o RPAś.

Un enjambre se define como un conjunto de miembros e individuos que trabajando de forma autónoma o semiautónoma realizan acciones y trabajos en equipo y conjunto sumamente precisos y eficaces. Tenemos como ejemplos de la naturaleza las abejas, las bandadas de pájaros, bancos de peces y las hormigas.

Los pájaros en bandada realizan autenticas proezas y acrobacias aéreas sin chocarse entre ellos y disuadiendo depredadores.

No hace demasiado tiempo la agencia norteamericana NAVAIR (Naval Navy Air System Command) realizo un lanzamiento de 103 micro RPAś desde dispensadores de tres F-18 Super Hornet de la Base Aérea China Lake. Los modelos de RPAś eran Perdix (perdiz en español). De 30 cmts de envergadura y 290 gramos. El resultado fué exitoso por el número de dispositivos lanzados y el entorno cooperativo entre ellos.

La mayoría de ensayos y pruebas van enfocados a misiones de reconocimiento y disuasión o como medidas atimisiles conjuntamente con el lanzamiento de bengalas.

Estos enjambres tienes un coste económico y reducido. Su firma radar e infrarroja es ínfima. Los sistemas de defensa aérea y radar no están preparados para detectar y discriminar este tipo de objetos, además al actuar como enjambre y ser de reducido volumen pueden ser confundidos con aves o insectos.

China Electrónics Technology Group Corporation realizo un ensayo de 119 micro RPA’s lanzados desde una catapulta. Se trataba de drones Skywalker X6 de 1,5 metros y 2 Kgs. Hasta la fecha es un record númerico en este tipo de ensayos.

La agencia DARPA (Defense Advanced Research Proyects) lanzó desde un Hercules C-130 los RPA’s Gremlin. Se trata de modelos reutilizables con capacidad de ser lanzados y recuperados a la aeronave que los lanza.

El comportamiento de enjambre es posible mediante el desarrollo de distintas arquitecturas colaborativas entre los miembros del enjambre, los miembros y un master y a su vez con una estación en tierra GCS (Ground Control Station).

Se desarrollan comunicaciones entre los miembros del enjambre. El objetivo es evitar choques entre ellos, colisiones con el terreno y además crear un entorno colaborativo para realizar la misión encomendada. Según los estudios del KAIST (Korea Advanced Institute of Science and Technology) la distancia que tiene que haber entre los miembros del enjambre debe ser entre 5 a 15 veces la envergadura media de los mismos, teniendo en cuenta que se pueden usar dispositivos de distintas envergaduras.

Para lograr estos comportamientos cada individuo del enjambre debe estar dotado de tecnología Sense and Avoid. Es decir sensores inteligentes, microprocesadores y sistemas de comunicaciones o mensajería entre ellos.

La tecnología que se esta desarrollando es una malla de comunicaciones donde cada miembro transmite a otro la posición propia y de todos sus compañeros. Lo cual se materializa en una inmensidad de datos transmitidos en el enjambre y colapsando los procesadores de todos ellos, Además deben contar con sistemas de localización GSM (Global System for Mobile) y GPS ( Global Position System).

Las lineas de investigación, innovación y desarrollo se centran el el desarrollo de estos sistemas cooperativos y de apoyo mutuo. Cada individuo es autónomo o semi autónomo pero forma parte de un conjunto.

Pronto descubriremos los resultados.

Please follow and like us:

Autor: Opinion Liberal

Inquieto, emprendedor y con ganas de mejorar cada día. Funcionario, emprendedor y maestro. Comparto con todo el que quiera mis opiniones, ideas y reflexiones. Diplomado en Magisterio, funcionario del Estado y emprendedor en otras ocasiones. Recibiré de buena gana vuestros comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *