Individual vs colectivo

Gobernar requiere tener una jerarquía de valores. ¿Primamos los derechos colectivos frente a los individuales o viceversa?. Primar lo individual frente a lo colectivo tiene consecuencias en política y administración. Por poner ejemplo fomentar el transporte individual o el colectivo.

El individualismo es tendente a fomentar la iniciativa privada e individual, el transporte privado, los derechos individuales, etc…

El colectivismo es tendente al igualitarismo, los derechos colectivos, la propiedad estatal o pública, servicios públicos, etc…

La libertad individual es indispensable para el normal desarrollo del individuo y la felicidad personal. Sin embargo, todos vivimos en sociedad. El ser humano es un ser social e interdependiente de los demás individuos de su especie. El desarrollo en sociedad es indispensable.

Todos vivimos y nos desarrollamos en una familia o creamos una.

Es por ello que el liberal moderno pienso que más que fomentar un colectivismo liberticida y opresor debe fomentar leyes, normativas y una economía necesarias para el desarrollo de las familias como ente colectivo mínimo, muy por encima de sindicatos, asociaciones empresariales o grupos de presión varios.

Estos últimos años se ha visto una tendencia legislativa al no desarrollo de la familia.

Leyes claramente feministas han sido aprobadas ante la pasividad de la sociedad. La educación se ve inoculada con el virus del adoctrinamiento y se busca el aislamiento del pensamiento diferente. Además los impuestos de sucesiones y donaciones son un claro atentado a la propiedad privada y al deseo de los padres de facilitar la economía de sus hijos. Todo se trata de dificultar la cohesión familiar y social sometiendo al individuo al colectivismo progresista.

Estos años hemos asistido con la última crisis al ataque desmedido de la clase media. La cual ha sido el sostenimiento del estado del bienestar y de la economía de mercado.

La moderna progresía tacha de retrograda y retrasada la defensa de la familia. Se promueve un individualismo irresponsable donde el Estado se debe hacer cargo del cuidado de nuestros ancianos y la educación de nuestros hijos.

Es como una especie de mezcla de todo lo peor del individualismo y colectivismo junto.

Estos tiempos son una oportunidad para exigir reformas al trabajo autónomo para el sostenimiento familiar. Una fiscalidad laxa para la creación de una base social potente salariálmente, la creación de una clase media mediante desgravaciones impositivas y un mayor mínimo vital exento por cónyuges y ascendientes o descendientes familiares.

Además es indispensable defender a la familia promoviendo el ahorro privado y el derecho de herencia.

Una fuerte cohesión social y familiar supone un ahorro en costes públicos y es viable económicamente al crear una mayor masa de individuos fiscalmente gravables.

Please follow and like us:

Autor: Opinion Liberal

Inquieto, emprendedor y con ganas de mejorar cada día. Funcionario, emprendedor y maestro. Comparto con todo el que quiera mis opiniones, ideas y reflexiones. Diplomado en Magisterio, funcionario del Estado y emprendedor en otras ocasiones. Recibiré de buena gana vuestros comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *